Categoría: Tirando letras

pasion-rojo-300x200

Amor por mis colores: El nene

Algunos años atrás, la pequeña Flor empezó, inconscientemente, una historia que habla sobre una curiosidad que se volvió pasión, y de cómo una familia es algo más que lazos de sangre. Esta es la historia de un señor apodado “el…

2

Amor por mis colores: El pasillo

Desde muy chiquita, allá en mis primeros años, hasta los días de hoy en los cuáles veo crecer a mi nieta, muchas cosas han cambiado, y es lógico. Con el paso del tiempo muchas cosas cambian, mutan y en algunos…

3

Amor por mis colores: Tesoro

La tarde estaba nublada y fresca,la Lepra no jugaba, así que cambiamos el Parque por los juegos en casa. Tratando de revivir mis años de infancia, y descartando los juegos de mesa, propuse “La búsqueda del tesoro”, que debido al…

4

Amor por mis colores: Grande, grande…

Recuerdo hace algunos años, cuando era pequeño, como eran los fines de semana en la casa de mi abuela. Recuerdo que cuando llegábamos a la esquina, mi viejo hacía sonar la bocina y entonces la abu abría la puerta, sonreía…

5

Amor pos mis colores: Alma

Es Parque Patricios, de mañana. El sol va iluminando la cuadra y de a poco empieza a calentar todo a su paso, las chapas gastadas, los autos que yacen estacionados, las baldosas en la vereda y los pequeños brotes de…

6

Amor por mis colores: Tripero

47, 48, 49, 50. Punto y coma, el que no se escondió se embroma, y así empezaba la búsqueda por el bosque, que seguía hasta que aparecía el último compañero, esa mínima esperanza de los picados, esperando el milagroso “pica…

7

Rugby

No existe lógica alguna que permita afirmar un juego con pelotas que no pican en su sano juicio, donde se avanza pero se juega para atrás, un deporte que divide sus partidos en dos tiempos pero el más conocido es…

8

Mirenlos (en la selva)

Tienen miedo, se les nota en la cara. Mírenlos nomás, miren sus piernas, lucen como estacas. El sudor en sus rostros… No hay contacto, realmente no la toco pero igual puedo sentir la frialdad de la gota, suave lágrima que…

9

Postal

El partido transcurre como cualquier otro, la pelota circula por momentos y se traba cada tanto, sobretodo en ese friccionado mediocampo donde, si bien aparecen pinceladas, abusan los quites ríspidos. En la tribuna, el color y el calor van a…

De pelotas y delirios

Una mañana, la pelota abre sus ojos. Tiene muchas sensaciones y otras tantas utopías. Entonces ciega su mirada e imagina. Fantasea piernas, ágiles y veloces que complementan a sus brazos, flexibles remos de roble. Para no andar suelta en extremidades…